Ir al contenido principal

Entradas

Nanowrimo 2022: Comienzan los preparativos

Acabo de empezar con los preparativos para Nanowrimo (National Novel Writing Month). Para quién no la conozca, se trata de una iniciativa que consiste en escribir una novela, o el primer borrador de una novela, 50.000 palabras, a lo largo del mes de noviembre.  Es todo un reto, algo que nunca he hecho antes con éxito, así que os agradezco de antemano cualquier muestra de ánimo o apoyo. Iré compartiendo los progresos por aquí,  en mi perfil de   la web de anowrimo , y en redes sociales, siempre en la medida de lo posible, que hay que llegar a esas 1667 palabras diarias.  Y si queréis animaros, y compartir este reto conmigo y toda la comunidad, os invito a hacerlo. Podemos ser buddies  y seguir los progresos mutuos, compartir penas, mandarnos medallitas y todo eso.  Y si veis que en noviembre contesto menos a los comentarios, o hay poco movimiento de publicaciones, bueno, pues ya sabéis a que se debe.
Entradas recientes

El Ladrón de la Lengua Negra | Christopher Buehlman

Este libro tenía todas las papeletas para conquistarme y, de hecho, durante los compases iniciales llegué a pensar que iba a ser una de las lecturas del año, pero a medida que pasaban las páginas, la cosa se fue viniendo abajo. Os cuento cómo y porqué.  El libro está narrado en primera persona (un punto de vista que cada día me gusta más) por un protagonista sarcástico y mordaz; un bribón, que lanza palabrotas e insultos como si fueran flechas; un mentiroso consumado, que dedica casi tantas palabras a contarnos lo que está pasando, como a sacar punta a las cosas y hacer comentarios ácidos al respecto. Un embustero que llega, incluso, a admitir mentir en sus narraciones para quedar mejor, o para protegernos de los aspectos más escabrosos de sus aventuras.  Su cinismo y descaro resulta el punto de vista perfecto para un mundo decadente, cargado de matices y detalles, que logra resultar único y diferente en su cruel miseria. El personaje, y esto no deja de ser buena parte del libro, pues

Death of a Chief | Duglas Watt

Death of a Chief es la primera de una serie de novelas policiacas ambientadas en la escocia de finales del siglo XVII. La trama sigue a John MacKenzie y su joven ayudante, Davie Scougall, en sus intentos por esclarecer la misteriosa muerte del jefe de uno del clan MacLean. La pareja protagonista actúa como una especie de Holmes y Watson. MacKenzie, más analítico y observador, es quien hace los increíbles saltos de lógica que finalmente permiten resolver el caso, mientras que Scougall aporta una visión más llana de los acontecimientos y plantea precisamente las preguntas que se hace el lector. El libro se lee sin querer, sin apenas es fuerzo, pero el asesinato en sí no tiene mucha enjundia. Los personajes investigan un poco, y bam , misterio resuelto. Además, la resolución final usa un artificio del que no soy nada partidario, que consiste en usar información que los personajes saben pero al lector no se le ha revelado, robándote de ese satisfactorio momento de «Claro, qué tío más list

Assassins Apprentice | Robin Hobb

Cuanto más lo pienso, más difícil me resulta entender cómo este libro ha podido gustarme tanto. Sobre el papel hace cosas que, generalmente, no me atraen en una novela, y sin embargo me ha encantado. Supongo que hay autores tan buenos que puede hacer que cualquier cosa funcione. El libro está planteado como una autobiografía, escrita por el propio protagonista desde un futuro distante y, pese a no ser particularmente largo, puede resultar una lectura densa, con gruesos bloques de texto, amplias reflexiones, pero escaso diálogo.  La trama se intercala con alusiones a la falta de fiabilidad del narrador —especialmente en los primeros capítulos, cuando este apenas tiene seis años, ¿y quién se acuerda con fiabilidad de lo que ocurría a su alrededor cuando tenía seis años?—, hace pausas para añadir detalles que, aunque el protagonista desconocía en el momento en que suceden los acontecimientos, sí ha averiguado más tarde; o simplemente especula, explotando al máximo el limitado punto de vis

Legends & Lattes | Travis Baldree

Jamás hubiese dicho que un libro como este era lo que buscaba, pero decididamente ha sido el libro que necesitaba para este último fin de semana de verano.  Legends & Lattes combina una ambientación de alta fantasía, con orcos, súcubos, magia, espadas y hechiceros, con una trama mucho más tranquila y cotidiana: tras una vida como mercenaria, una guerrera orca decide colgar la espada y abrir una cafetería. Y ya está, esa es toda la trama, sin más complejidades o más nada en juego.  Lo que sigue es una tierna, cálida y acogedora historia sobre café y pasteles, con pasajes que te hacen la boca agua —literalmente; las descripciones de chocolate fundiéndose en la boca, o del aroma a café recién molido son A LU CI NAN TES—, ideal para leer en las venideras tardes de otoño, con una bebida caliente al lado; todo ello envuelto en un precioso mensaje sobre sobre el valor de la amistad, y sobre no dejar que tu pasado, tu apariencia o lo que piensen los demás te defina.  No es un libro de acc

Little Birds | Hannah Lee Kidder

Cuando este libro dice que es una colección de historias cortas no bromea, son muy muy cortas, y en total no me habrá llevado más de una hora leerlo entero, así que la reseña va a ser igualmente breve.  En pocas palabras, creo que el libro no es para mí. Todas las historias narran escenas cotidianas, sí, normalmente con un giro dramático hacia el final, ¿pero y qué? Una historia de dos chavales que son novios el último día de instituto, rompen porque ella se muda a otra ciudad, y se ven años más tarde en una cafetería para intercambiar un par de cortesías antes de alejarse de nuevo, no me aporta nada. No hay misterio, no hay acción, no hay intriga, no hay nada. Ni siquiera es una situación particularmente inusual o controvertida.  Puedo ver cómo el libro puede tener su público, porque la prosa es buena, se lee muy fácil, cada narrador tiene una voz propia muy distintiva, y es cierto que las historias tienen mucho encanto y ternura, pero a mí lo que me han dejado es una sensación de ind

La Peste | Albert Camus

La Peste , como el propio nombre nos indica, cuenta la historia de un brote de peste en la ciudad de Orán, desde el punto de vista de un misterioso narrador, cuya identidad se desvela solo al final de la novela.  El libro alterna pasajes centrados en un pequeño grupo de personajes y sus actos para lidiar con la plaga, con otros más abstractos, en los que se explora el comportamiento general de los habitantes de la ciudad, y cómo estos afrontan las distintas etapas de la plaga, desde el desdén inicial, a la locura del aislamiento, hasta la euforia y desmadre final. Casi como si un ensayo se tratase. Paradójicamente, son estos últimos pasajes, en los que no hay nombres ni rostros, los que resultan más interesantes, especialmente al leer el libro después del confinamiento y el COVID. Por un lado, cuando el autor habla del sentimiento de exilio en el propio hogar, uno no puede sino sentirse identificado, y recordar aquellos raros días de mirar por la ventana y no poder salir, o las colas e